Hace algunos años que existen en nuestro país competiciones de vehículos “eco”. La Escudería Villa de Llanes es pionera en Asturias al organizar el primer EcoRallye Villa de Llanes en 2016, posicionandolo en el mapa nacional junto a ciudades como Barcelona, Madrid, Santander, Valencia, La Coruña o Canarias, en un evento de dos días de duración en los que marcas, fabricantes, concesionarios, pilotos y demás puedan divertirse en un fin de semana diferente en Llanes.

Descripción
Un Eco-Rallye es un test de conducción de regularidad puntuable para la Copa de España de Rallyes de Energías Alternativas. Es una prueba combinada de eficiencia y la ya conocida “regularidad”, es decir, los participantes se embarcan en un recorrido por los incomparables parajes del oriente asturiano y sus míticos tramos de carretera para conseguir una media de velocidad fijada.

Es preciso matizar que no es una prueba de velocidad, se desarrolla en carretera abierta al tráfico y siempre respetando el código de circulación.

Objetivo
El objetivo de este evento es promover vehículos fabricados con nuevas tecnologías y diseñados para ahorrar energía y emitir la menor cantidad posible de sustancias contaminantes y CO2. Asimismo, otro de sus objetivos es animar a los pilotos a cambiar sus hábitos de conducción, dando prioridad a la protección del medio ambiente y a la sostenibilidad del sector del transporte mediante el uso de combustibles alternativos y de electricidad como fuentes de energía para propulsar los vehículos.

Como más importante, es unir el mundo del deporte del motor y el compromiso por el medio ambiente.

Desarrollo del evento
Los Eco-Rallyes de la Copa de España de Rallyes de Energías Alternativas tienen generalmente una parte principal de competición con la que se elabora una clasificación, y una parte secundaria, cuyo objetivo es promover técnicas de eco-conducción y de ahorro de energía logradas por los participantes.

La parte principal de la competición, con la que se asignan los puntos de la Copa de España, es la evaluación de la capacidad de los participantes para respetar con precisión el horario completo de toda la competición según lo previsto por la organización. Para ello se establecen una serie de «tiempos ideales» consecutivos para medir el movimiento de los coches de un control horario a otro y también para medir su capacidad de conducir a través de todos los tramos de regularidad con una velocidad constante y precisa, de forma obligatoria, respetando los tiempos establecidos por la organización.

ELÉCTRICOS

Así funciona: Se mueven únicamente con electricidad, que obtienen de la red mediante enchufe. Los tiempos de recarga van desde los 20 minutos, si el suministro procede de corriente trifásica, a cinco horas, aprox., si proviene de la red de 230 V. Actualmente, las baterías son de ión litio.

Ventajas: Son silenciosos y no contaminan por si mismos. Hacer 100 km. Cuesta 1,5 €. Algunos tienen las mismas prestaciones que un gasolina.

HIBRIDOS

Así funciona: Llevan dos motores, uno eléctrico y otro de combustión, generalmente de gasolina, aunque diversos fabricantes han apostado por la combinación diesel-eléctrico. Cada uno de ellos entra en funcionamientos de forma indistinta y automática, en función de las necesidades de la conducción.

Ventajas: No tienen las limitaciones de los coches eléctricos en cuanto a autonomía, ni necesitan puntos de recarga. Se recargan con la energía cinética procedente del frenado y de las recuperaciones.

HIBRIDOS ENCHUFABLES

Así funciona: Combina un motor de gasolina con otro eléctrico, pero con la particularidad de que éste último no solo se recarga con la energía cinética, sino que también puede hacerlo a través de la red eléctrica. En principio, el vehículo se mueve solo en modo eléctrico, salvo que se le haga un gran requerimiento de potencia.

Ventajas: Es capaz de circular alrededor de 50 km en modo solo eléctrico, es decir, más de lo que la mayoría de conductores recorre a diario. Combinando ambos motores, puede alcanzar autonomías cercanas a los 1000 km. Apenas emite 35 gramos de CO2 por kilómetro.

GAS LICUADO DEL PETROLEO

Así funciona: El coche tiene dos depósitos, uno de gas licuado de petróleo (GLP) y otro de gasolina. El conductor decide cual desea usar o “dejar” la decisión a la electrónica del coche, que, siempre que pueda, optará por el GLP debido a su bajo coste. El segundo tanque entra automáticamente en funcionamiento al agotarse el primero.

Ventajas: Son automóviles que consumen poco y los costes de mantenimiento son muy bajos.
En la mayoría de los casos, el conductor no es capaz de percibir cuándo está utilizando un combustible u otro. La presión de almacenamiento del gas en el depósito es de 6 bares.

VEHICULOS DE ENERGÍA FOSIL

Así funciona: Son válidos todos los coches de serie (gasolina o diesel) en conformidad con la normativa de emisiones Euro 6.
Tambien son validos para la copa de Asturias con emisiones iguales o inferiores a 120 gramos de C02 por kilómetro.
(Actualmente la gran mayoría de fabricantes disponen de modelos que cumplen éstos requisitos.)

Ventajas: La eficiencia de sus motores permite un gran ahorro en combustible y gran autonomía gracias a su bajo consumo, además en España están exentos del pago del impuesto de matriculación.