¿qué es un “Eco Rallye”?

Hace algunos años que existen en nuestro país competiciones de vehículos “eco”. La Escudería Villa de Llanes es pionera en Asturias al organizar el primer EcoRallye Villa de Llanes en 2016, posicionandolo en el mapa nacional junto a ciudades como Barcelona, Madrid, Santander, Valencia, La Coruña o Canarias, en un evento de dos días de duración en los que marcas, fabricantes, concesionarios, pilotos y demás puedan divertirse en un fin de semana diferente en Llanes.

Descripción
Un Eco-Rallye es un test de conducción de regularidad puntuable para la Copa de España de Rallyes de Energías Alternativas. Es una prueba combinada de eficiencia y la ya conocida “regularidad”, es decir, los participantes se embarcan en un recorrido por los incomparables parajes del oriente asturiano y sus míticos tramos de carretera para conseguir una media de velocidad fijada.

Es preciso matizar que no es una prueba de velocidad, se desarrolla en carretera abierta al tráfico y siempre respetando el código de circulación.

Objetivo
El objetivo de este evento es promover vehículos fabricados con nuevas tecnologías y diseñados para ahorrar energía y emitir la menor cantidad posible de sustancias contaminantes y CO2. Asimismo, otro de sus objetivos es animar a los pilotos a cambiar sus hábitos de conducción, dando prioridad a la protección del medio ambiente y a la sostenibilidad del sector del transporte mediante el uso de combustibles alternativos y de electricidad como fuentes de energía para propulsar los vehículos.

Como más importante, es unir el mundo del deporte del motor y el compromiso por el medio ambiente.

Desarrollo del evento
Los Eco-Rallyes de la Copa de España de Rallyes de Energías Alternativas tienen generalmente una parte principal de competición con la que se elabora una clasificación, y una parte secundaria, cuyo objetivo es promover técnicas de eco-conducción y de ahorro de energía logradas por los participantes.

La parte principal de la competición, con la que se asignan los puntos de la Copa de España, es la evaluación de la capacidad de los participantes para respetar con precisión el horario completo de toda la competición según lo previsto por la organización. Para ello se establecen una serie de «tiempos ideales» consecutivos para medir el movimiento de los coches de un control horario a otro y también para medir su capacidad de conducir a través de todos los tramos de regularidad con una velocidad constante y precisa, de forma obligatoria, respetando los tiempos establecidos por la organización.